El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

COMPLEJO LA PETXINA

  • COMPLEJO LA PETXINA
  • COMPLEJO LA PETXINA

COMPLEJO LA PETXINA

Antiguo Matadero Municipal

Año Construcción: 
1895
Situación: 

Pso. de la Pechina 42

Autor: 
Luis Ferreres Soler
Intervenciones: 
Carlos Campos González, Carlos Payá Tenorio

Proyectado en 1895 e inaugurado siete años más tarde, es sin duda la obra más importante de su autor y una de las más significativas de la arquitectura civil del tránsito del s. XIX al XX, en un contexto de preocupación por las medidas higienicas que fueron prohibiendo la presencia de las actividades insalubres en el interior de la ciudad. Su situación e determinó en el antiguo camino de Madrid, y junto al camino de Tránsitos.
De marcado carácter industrial, su planta, sobre un terreno de 12.875 m2 busca la simetría a pesar de la irregularidad del solar, estableciendo tres naves de matanza en las que se distribuían las distintas clases de ganado: vacuno, lanar y cabrío, y de cerda. Las naves, construidas con una cuidada utilización del ladrillo, austeras en la ornamentación y con paramentos provistos de grandes ventanales sustentan sus cubiertas mediante una original estructura de pilares de hierro fundido y vigas de celosía, que albergaban el sistema de manipulación de las reses. Su iluminación se reforzaba mediante unos lucernarios longitudinales que sobrealzan el testero mediante un alargado hueco con arco de medio punto dispuesto para favorecer la ventilación. También se disponía de un novedoso sistema de limpieza por inundación utilizando las aguas de riego de la vecina acequia de Rovella. La fachada principal fue desgraciadamente desfigurada hacia 1940 para permitir el paso de camiones de mayor tonelaje, dejando de utilizarse para su función original en 1969. En su momento fue considerado el mejor matadero de España, junto con el de Zaragoza, y fue objeto de publicación en la revista madrileña “Pequeñas Monografias” de Alfonso Dubé en 1913. En la actualidad tras una completa y eficaz restauración se ha convertido en un centro deportivo-cultural dependiente del Ayuntamiento, dotando al edificio de nuevos servicios como piscina o residencia para deportistas de elite, al tiempo que se han adecuado las viejas naves para gimnasio, polideportivo bibliotecas, salones de reuniones y servicios complementarios.
(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)