El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

  • IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
  • IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

IGLESIA DEL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

Año Construcción: 
1886
Situación: 

Pza. de la Compañia 4

Autor: 
Joaquín María Belda Ibañez

La iglesia del Sagrado Corazón fue construida siguiendo las trazas del anterior templo (1595-1700) derribado en 1868. El arquitecto mantuvo la organización espacial de la antigua iglesia aprovechando la cimentación y transformó los elementos exteriores. La planta es de cruz latina con transepto de brazos amplios y cúpula de estructura octogonal con trompas sobre el crucero. Esta cúpula fue destruida parcialmente en 1956 y vuelta a reedificar cambiando ligeramente el perfil de la misma y añadiendo un cupulín en la parte superior. Dispone de una cripta ubicada en el crucero. En el subsuelo del brazo del lado de la epístola se ha detectado la existencia de una antigua cripta de bóveda ojival correspondiente a la primitiva iglesia (dimensiones aproximadas de 5’5 m. x 3’50 m. x 2’50 m. de altura) y en el brazo opuesto y centrado en la nave principal sendos enterramientos.

Es de estilo barroco manteniendo los principios de organización espacial, funcional y estilísticos de la iglesia de Gèsu de Roma de Vignola. La nave es ancha y corta (24’60 m. ancho x 21’64 m. largo x 20’19 m. alto) con sólo tres intercolumnios; el crucero es amplio (35’75 m. x 11’03 m.) y la cúpula es el elemento dominante (altura interior 31’92). El espacio adquiere unidad mediante una cornisa que recorre sin interrupción todo el perímetro interior de la iglesia. Está cubierta por una monumental bóveda de cañón con lunetos sobre la que apoyan los tabiquillos conejeros que sustentan la cubierta inclinada de teja. La altura se reduce en las capillas laterales, cubiertas con bóvedas vaídas, (11’00 m. hasta el inicio de las cúpulas) quedando la nave central convertida en el espacio principal. El trazado del ábside es octogonal siguiendo la tradición gótica que tanta inercia mantuvo en Valencia. La decoración es culta y refinada siguiendo con gran fiabilidad los cánones del XVI marcados por Vignola, manteniendo las proporciones en la mayoría de los casos, aunque se advierten ciertas licencias a la hora de interpretarlos: Los capiteles y pilastras pertenecen al orden compuesto mientras que la cornisa se enmarca en el orden jónico. La fachada mantiene el espíritu del barroco temprano, aunque no supera la de la iglesia original que seguía con gran exactitud la diseñada por Vignola para el frontis de su “Tratado de Arquitectura”. Está articulada en torno a un eje central. Todos los detalles compositivos de la misma contribuyen a causar este efecto: los cuerpos laterales de ladrillo, más bajos que el cuerpo central, acentúan la simetría así como las pilastras laterales enmarcando el gran óculo central en el cuerpo superior y el enriquecimiento decorativo en la parte central del cuerpo inferior.

(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)