El fomento y difusión de nuestra arquitectura es una de las tareas que este Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia viene realizando con orgullo y satisfacción, desde su fundación. Nuestro patrimonio arquitectónico es una riqueza colectiva y un imprescindible elemento de identidad cultural, y es por ello que la exposición a la luz pública de esta selección de edificios de la ciudad de Valencia, desde su fundación hasta el momento actual, ha de constituir un importante apoyo para su conocimiento y disfrute.

BIBLIOTECA VALENCIANA

  • BIBLIOTECA VALENCIANA
  • BIBLIOTECA VALENCIANA

BIBLIOTECA VALENCIANA

Monasterio de San Miguel de los Reyes

Año Construcción: 
1546
Situación: 

Avda. Constitución 283

Autor: 
Alonso de Covarrubias, Juan de Vidaña,
Intervenciones: 
Vicente González Móstoles, Alejandro Pons Romaní, Juan Añón Gómez, Julián Esteban Chapapría, Rafael Martinez

Los duques de Calabria, Fernado de Aragón y Germana de Foix, fundaron en 1546 este monasterio jerónimo, sobre el que fuera monasterio cisterciense de Sant Bernart de Rascanya, construido a su vez sobre una antigua alquería árabe del s. XI. Proyectado con una concepción unitaria y plenamente renacentista por Alonso de Covarrubias y Juan de Vidaña, el conjunto (formado básicamente por dos claustros y una iglesia) es uno de los mejores exponentes de la arquitectura valenciana del Renacimiento y puede considerarse como precedente de El Escorial, respondiendo como él a las funciones de panteón real, monasterio, e iglesia conmemorativa. Vicisitudes históricas harían que su construcción se dilatara en el tiempo y permaneciera además inacabado, siendo en la actualidad sede de la Biblioteca Valenciana.El claustro sur, cuyo diseño final se inspiraría en el patio de los Evangelistas de El Escorial, se inició en 1546 concluyéndose en 1607; con dos galerías, albergaba en la planta baja las salas comunales y en las superiores las celdas de monjes y novicios. La iglesia se realizaría entre 1623 y 1644, tiene planta de cruz latina y presenta cúpula sobre tambor en el crucero, coro alto y capillas entre contrafuertes; su fachada es una portada-retablo dividida en tres cuerpos, con imágenes relacionadas con la orden de los jerónimos. En 1756 y para sustituir el viejo claustro cisterciense, se decidió levantar uno nuevo a imagen del claustro sur; la interrupción de las obras en 1802 lo dejarían inconcluso. A raíz de la desamortización fue vendido, pasando a manos del estado, quien a partir de 1869 lo utilizaría como presidio. Para adaptarlo a este uso se construirían dos pabellones en el patio norte y se derribarían paredes, celdas y bóvedas. En 1962 la propiedad pasaría al Ayuntamiento y a la Diputación, clausurándose el presidio en 1966. Es a partir de 1995 cuando comienzan las actuaciones para convertirlo en sede de la Biblioteca Valenciana, rehabilitación que además de rescatar para la memoria de los valencianos uno de los episodios más brillantes y cultos de su historia, supone la recuperación de un patrimonio de altísimo valor arquitectónico para su disfrute social. El proyecto es una respetuosa puesta en valor de la arquitectura renacentista preexistente, a la vez que dota al conjunto del equipamiento necesario para el uso bibliotecario. El claustro sur y la iglesia, elementos de mayor valor arquitectónico, albergan las dependencias públicas, como salas de lecturas y consulta, seminarios, dirección, etc. Las áreas destinadas a depósitos, por su carácter más funcional y sus especiales requerimientos estructurales, se ubican en las antiguas construcciones penitenciarias del claustro norte que serán objeto de una intervención más profunda. Especial importancia se prestó a la circulación interior de libros y documentos. Los restos cistercienses hallados durante las excavaciones arqueológicas fueron restaurados y consolidados.
(Texto extraido de la "Guia de Arquitectura de Valencia" CTAV 2007. + Información)